Employer Branding (Tendencias para 2020)

La manera en que las compañías contratan cambia radicalmente cada año, mis clientes constantemente me piden cambios en la sección “Únete al equipo” de sus sitios Web.

A comienzos de la década, contratar de manera web era la manera solo para jóvenes valientes y emprendedores y los sitios rara vez mostraban todo lo que las organizaciones realmente hacían y necesitaban, así que tenían que desplazarse por dos caminos, un test y una exhaustiva llenada de CV para llegar a las posiciones abiertas o un escopetazo al aire enviando un correo que en muchas ocasiones no llegaba a la persona indicada.



¿Por qué trabajamos?



Las nuevas generaciones buscan cosas distintas y priorizan la parte tecnológica, además de estar influenciados en gran medida a la estética. Los posibles candidatos, buscan algo más que almuerzos gratis y oficinas bonitas.

Las expectativas han cambiado y ya no solo buscan un lugar de diversión sino un lugar de realización personal, profesional y emocional.

El 2020 plantea que una compañía moderna maneje todo esto, trabajos que los hagan sentir importantes ante la sociedad, una gran carga de sueldo emocional y hasta beneficios de salud mental.

"El contrato entre la organización y el individuo está comenzando a cambiar", dice Lynda Gratton, profesora de prácticas de gestión en la London Business School.

El antiguo contrato era más o menos así:
"Trabajo para comprar cosas que me hagan feliz" El contrato se negocia mediante activos tangibles.

El nuevo contrato es: "Trabajo para ser feliz". Tenemos que pensar en el trabajo como la cosa, no el dinero que obtienes de él. Muchas compañías se han dado cuenta de cuán profundo será este cambio.

¿Cómo trabajamos?



Más allá de encontrar un trabajo significativo, la forma en que accedemos a ese significado también se está transformando.

El setenta por ciento de las personas en todo el mundo trabajan de forma remota al menos una vez por semana. Además, se estima que para 2020, el 50% de la fuerza laboral de los EE. UU. serán freelancers independientes en alguna capacidad. ¡Esto es un gran cambio!

Según los números, podría ver esta movilidad como un caos, pero los empleadores tienen una oportunidad única de repensar la forma en que construyen equipos.

Como dice Rachael Klinefield, "en lugar de casarse con un grupo finito de empleados que pueden o no tener la habilidad y la pasión para satisfacer las expectativas de una empresa, los departamentos de recursos humanos pueden fomentar una red cada vez mayor de talentos de alta calidad".

Este enfoque desafía el estilo tradicional de gestión jerárquica, y eso es algo bueno.

En cambio, los empleadores cambiarán hacia estrategias orientadas a las relaciones que se alineen con su ritmo, cultura y valores. En este estilo de trabajo, las herramientas de diseño y comunicación son absolutamente esenciales para mantener su red de talentos sincronizada, así que deberemos encontrar lo que funcione mejor para cada compañía.

¿Para quién trabajamos?



La idea de la gestión de la reputación, quizás sea algo que alguna vez fue relegado a una palabra de moda que ya pasó, nunca ha sido más importante en la era de las marcas orientadas a un propósito. Al igual que Yelp, Great Place to Work y Hapiness Culture antes que ellos, sitios como Reputation.com y Glassdoor actuaban como guardianes entre las marcas y los mejores talentos.

Una investigación reciente de Glassdoor encontró que aproximadamente la mitad de más de 4,600 personas encuestadas usan Glassdoor en algún momento durante su búsqueda de empleo, y que las buenas calificaciones y los beneficios de una empresa tienen un gran factor en su decisión sobre dónde solicitar o aceptar empleo.

Si las empresas quieren seguir siendo competitivas, deben tratar su marca de empleador como lo hacen con su marca corporativa y administrar en gran medida su reputación en línea.

¿Cómo encontramos talento?



Así como la tecnología está transformando la forma en que las personas investigan las marcas, también está cambiando la forma en que las marcas investigan a las personas.

El software moderno de reclutamiento continuará alterando dos componentes clave de la contratación: optimización y focalización. En otras palabras, los profesionales de recursos humanos ahora usarán el tiempo que alguna vez usaron para peinar a través de la pila de currículos para perfeccionar al mejor talento. De principio a fin, todo el proceso de incorporación se simplificará, reduciendo el riesgo de un mal ajuste.

A medida que la tecnología continúa progresando, las empresas también aprovecharán herramientas como el aprendizaje automático y la inteligencia artificial para construir chatbots más inteligentes.

Esto liberará aún más tiempo para que los profesionales de recursos humanos se centren en los aspectos humanos de la contratación, como la construcción de relaciones y el descubrimiento de una coincidencia de valor.

El futuro del trabajo



El futuro del trabajo es una historia que empresas y colaboradores escriben juntos. El papel del Employer Branding es garantizar que esta historia sea lo más fuerte y armoniosa posible. Por encima de todo, una empresa es tan buena como su gente.